Y cómo se les nota que no habían ensayado antes

Arte por : Juan David Quintero

Por el cielo amarilloso
de linterna
pasan las nubes colombianas.
Y cómo se les nota que no habían ensayado
antes.
Luis Vidales
«Cinematografía nacional»

Instalados ahora en esta nueva casa, poco a poco vamos amoblando las esquinas y llenando las paredes. Llegan las visitas, los cuartos crecen con cada nuevo invitado y la cocina, que está siempre a oscuras y escondida, no apaga todavía su horno, prendido hace ya dos años.


El verano nos fue fecundo, sí, y la sombra se alargó un poco más, fue creciendo como una red finísima aquí y allá, como una telaraña donde uno menos se la espera. Pero ahora llegó octubre y vienen las lluvias, ¿bajo qué techo les haremos frente?


Si algo hemos querido ver en Sombralarga es una batalla, porque pensamos, como pensó alguna vez el olvidado Víctor M. Londoño, que «estos amables torneos literarios son fecundos, porque contribuyen a aclarar las ideas». Sin ánimo de exhortar a la violencia, ni más faltaba, las páginas de Sombralarga demostrarán ser campo resistente, tierra dura sobre la cual las botas pueden pisar fuerte y las armas caer sin reparo. Nos anima el clamor que produce el encuentro con lo disímil, los murmullos del público que se mira con asombro cuando el actor prefiere la maldición al libreto.


Encontrará el lector en el número que tiene frente a él una especial dedicación a la crítica literaria, que llegó como paloma diluviana a dar noticia de tierra. Que esta tercera edición sea un salvavidas lanzado desde cualquier árbol, una manera de sobrevivir la creciente, que suele traer regalos mortales bajo el agua turbia. Esta vez, que se nos deje elogiar la improvisación, la respuesta hábil de quien, como soldado advertido, enfrenta la ráfaga y baila en la trinchera. Por eso, que apostarle a lo que llega sin avisar sea nuestra égida. Que las páginas de Sombralarga sean fértiles superficies, contras poderosos, y que estos tres números sirvan, como las Tres Potencias, contra todo el mal de las películas muy coherentes.