La vida secreta de los perros infieles: desquiciamiento del miocardio al primer golpe de ojo

Por: Julián Gabriel Parra De Moya

Arte por: MONNEPHOTO

Acá no existe el miedo, tan solo la ansiedad. Un bigote postizo y unas gafas que reposan en la mesa del motel ‘El Orquideral’ son la excusa perfecta para desenmarañar las verdades sobre la infidelidad. No es un arma que se desenfunda contra los demás, tampoco es un grito de desesperación, es un juego sobre la eterna búsqueda de los seres polifónicos.

La Infidelidad —condición misma del ser humano— recluta cientos de desobedientes y se aleja de la noción monogámica del sexo y el amor: mujeres y hombres se esconden en todos los orquiderales del mundo porque, al fin y al cabo, siempre serán unos perros infieles.

Estamos frente a una jauría que busca desesperadamente la sinfonía en el pellejo del otro. Cada ser es una caja de sonidos que ama la riqueza de las diversas voces. Pero ser un perro también significa actuar con cautela y coherencia. Las acciones y los sentimientos son interpretados a través del cuerpo mismo y cada perro infiel lleva consigo el olor de su amante. “Suenan ya las flautas de la retirada estratégica. Está satisfecho, pero sabe que ha quedado aromando a lo que ningún hombre debe irse oliendo a casita, bajo riesgo de ser expulsado de las estanterías”.


***


La obra de Fernando Cruz Kronfly —publicada por primera vez en 2011 por la editorial La Mirada Malva, y reeditada por Sílaba Editores en 2014— deja en evidencia la infidelidad y sabe que ante ella no hay terapia ni análisis psicológico que la explique o justifique. Los cimientos de la humanidad son artificios de la mentira y nos han conducido a un bienestar general para sostener las relaciones entre salvajes.

El escritor bugueño logra exaltar el deseo carnal a través de las voces de los personajes, que hablan entre líneas y dejan en entredicho la solemnidad de la norma que pretende silenciar los sonidos que retumban en los pechos. “Una mujer que confiesa amar a su marido mientras copula en algún orificio escondido en la tierra, es alguien que llegado por fin a la kantiana mayoría de edad”.

Cruz Kronfly revela la irracionalidad de la acción humana a través de las relaciones que presenta en su novela: Uldarico y Manzana de Tucupita, Valentina y Pánfilo, Toño y Golondrina; o Uldarico y Valentina, Manzana de Tucupita y Toño, Golondrina y Pánfilo; en fin, cada uno más perro que el otro.

“La diplomacia”, “los negocios”, “la justicia”, “la educación” y “el amor” solo son una sarta de eufemismos que ocultan la verdad para que los seres humanos disfrutemos del sosiego de la vida. Pero en este ocultamiento se encuentran los misterios de la imaginación y la lengua creadora, que permiten enfrentarse al universo personal y desarmarlo con violencia. “Si en los negocios debe imponerse la libertad de emprendimiento, querida, ¿por qué no en el amor, si eso es lo mismo?”

 

 

Publicación: abril 2014
Editorial: Sílaba Editores
Formato: 21.5 x 14
Páginas: 218
P.V.P: $ 40.000